FOLCLORE DE VALLADOLID

 

VALLADOLID, LUGAR DE ENCRUCIJADAS

Luces y sombres de un folclore distinguido

Valladolid fue durante siglos un lugar de paso y encrucijada de caminos, motivo de que haya perdido la autenticidad de muchos temas que aún se conservan en núcleos de otras comarcas y provincias, pero lo que se ha preservado tiene una vitalidad innegable por no haber perdido el ritmo del tiempo y la sociedad.

Lo que se mantiene en nuestros días se debe al esfuerzo de colectivos como las cátedras de la Sección Femenina y otros grupos de dulzaineros que trabajaron mano a mano, para rescatar, crear y difundir un repertorio folclórico común para toda la provincia, que con posterioridad se generalizó en todos los grupos regionales que surgieron a finales del siglo pasado.

LAS RAÍCES

El Baile de Rueda y las Habas Verdes

Rueda_Castellana.JPG
Danzas3_Pilarica_Asociacion_folclorica.j

BAILE DE RUEDA CASTELLANO

Muchas de la piezas del actual repertorio vallisoletano son reminiscencias del antiguo Baile de Rueda Castellano, nombre que se daba a la celebración popular que se hacía en las calles y plazas de los pueblos, donde en disposición de rueda o círculo se sucedían diferentes tipos de bailes como jotas, seguidillas, fandangos, corridos, boleras, polcas, habaneras, valses y pasodobles.


Este acto sin unas normas prestablecidas de baile y vestuario, tenía más bien un carácter espontáneo y desordenado y estaba muy vinculado a los instrumentos tradicionales castellanos como son la dulzaina, la flauta de tres agujeros y el tamboril.

BAILE DE HABAS

Uno de los bailes que se sucedían en la rueda castellana y que ha llegado hasta nuestros días, es el denominado baile de habas o Habas Verdes. Esta pieza servía de colofón final para la rueda, que con un compás ágil y de muy larga duración hacía desfallecer a los bailadores. El ritmo propio de esta danza es muy característico y obtuvo gran popularidad, razón de que su melodía se repita en muchas de las danzas típicas de nuestra provincia.


Esta danza se bailaba antiguamente girando alrededor de los músicos y en torno a la plaza del pueblo. Ha tenido distintas denominaciones, en la provincia de Segovia lo llamaban "Respingona" o “Rengue” y en algunas zonas de Valladolid recibía el nombre de “Boleras” o “Chamarugo”, hasta que, según los antiguos dulzaineros, se le cambió el nombre definitivo por "Habas verdes"

 

REPERTORIO FOLCLÓRICO DE VALLADOLID

Folclore_Valladolid_Asociacion_Folcloric
Asocia.jpg

Danza emblemática de Valladolid

La pieza, cuya composición data de 1956, se presenta como una danza con un significado de carácter sexual en la relación entre abejas y zánganos, que revolotean con afán por conquistarlas y cortejarlas, mientras las abejas desprecian a sus rondadores a los que al final, clavan el aguijón. Razón de que exista una clara separación entre hombre y mujeres en el baile.

EL CORRIDO DE MARIANO ENCINAS

Pieza bailada en corro al son de la dulzaina

Además de la Entradilla, también era tradición empezar el Baile antiguo de la Rueda con los denominados bailes de corrido o corridos ribereños, muy habituales en toda la ribera del Duero de Burgos, Soria y Valladolid, y que se diferenciaba del resto de bailes porque este, con un compás muy característico, invitaba a los bailadores a girar alrededor de la plaza.

Una de las piezas más representativas de este tipo en Valladolid es el Corrido de Mariano Encinas, que debe su nombre a su compositor y dulzainero. 

Asociacion_folclorica_Pilarica1_edited.j
Velilla_Boleras2_edited.jpg

El ritmo más característico de Valladolid

Como indica su nombre esta pieza se inspiró en el famoso ritmo de habas, con gran popularidad en la provincia de Valladolid. La coreografía se basó en los movimientos del baile antiguo de la localidad de Bercero, con una fina y suave composición y dispuesta en filas.

BOLERAS DE VELILLA

Bolera, género de baile propio

En Velilla, cercana a la localidad donde se recuperaron las Habas de Bercero, la Sección Femenina también rescató otra pieza, una bolera, que es una denominación heredada del baile bolero pero aplicada en España a muy distintos bailes y ritmos.

En el caso de Velilla, es un baile en rueda a modo de jota que conserva en alguna de sus partes una cadencia musical al gusto del bolero. Su coreografía, obra de Carmen Tejeiro, fusiona el estilo de la bolera con el baile de la jota, que resulta en una coreografía con pasos y cruces muy estilizados.

Tudela_Duero_La_Galana.jpg
cantaro.jpg

Danza en forma de flor

Inspirada en los bailes en rueda de las plazas, se creó otra de las piezas emblemáticas del folclore vallisoletano, la Galana o la Jota de Tudela de Duero, pueblo vallisoletano de la ribera del Duero.

El baile está estructurado en dos compases, el comienzo y final a ritmo de Habas Verdes, y la parte central a ritmo de jota. La pieza lleva el nombre de una flor, también conocida como la rosa celta, y esa forma de flor es la que dirige su coreografía en dos círculos.

Los cántaros y las fuentes. Estampas de antaño

La coreografía de esta pieza vallisoletana fue montada por la Sección Femenina como representación de una escena repetida en los pueblos, cuando las mujeres iban con los cántaros a por agua y los hombres acababan su faena en el campo. Para su montaje se inspiraron en la zarzuela, recreando el significado de las fuentes como lugar de encuentros y cortejos amorosos.

Espadaña_Asociacion_folclorica_Pilarica
Jota_Curiel_Duero_PilaricaAF.png

Espectáculo folclórico

Esta pieza es junto con el Zángano una de las más emblemáticas de la provincia de Valladolid por su espectacularidad, con cierto estilo jotesco y gimnástico.


Su rasgo más característico viene de la torre o espadaña humana y femenina, que se construye en forma de semicírculo al final de su coreografía, precedido por una repetición de ritmos de jotas y cambios de disposición de los danzantes en filas y círculos.

JOTA DE CURIEL DE DUERO

Villa de pasado glorioso

Fue compuesta para dulzaina en conmemoración de las fiestas de la Cruz de la localidad de Curiel de Duero en 1979 por Crescenciano Recio. Se creó en honor a este municipio del este de la provincia, que se levanta en la comarca del Valle del Cuco, cercano a Peñafiel.

 
 

MÁS REPERTORIO DEL GRUPO PILARICA

Más allá del folclore heredado del pasado siglo, como es el traje regional, el grupo Pilarica cuenta en su repertorio con danzas propias y nuevas de coro y dulzaina y actuaciones singulares como las Bodas Castellanas

 
Bolero_Algodre_PilaricaAF_edited.jpg
Danzas_propias_PilaricaAF.JPG
Espadaña_Asociacion_folclorica_Pilarica
Danzas_Faldas_PilaricaAF.JPG
El_Molino_Danzas_PilaricaAF.jpg
Festival2_Internacional_Folclore.jpg
 

Calle Calatrava 4, 47011 Valladolid

©2020 por Pilarica Asociación Folclórica. Creada con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now